Terapias     ¿Quiénes somos?     Contacto  
Parejas

La mayoría de las parejas se forman en base al enamoramiento. Esta primera fase está caracterizada por sentimientos muy intensos matizados por la pasión, el afecto y la ternura. Sin embargo, poco a poco el enamoramiento va cediendo y la pareja debe encontrar nuevos intereses y razones que la mantengan unida. Amar no se trata solo de afinidad o química entre dos personas, consiste en un intercambio de palabras y conductas placenteras, entre las personas, durante un largo periodo de tiempo, implica respeto, transigencia y tolerancia en las diferencias, debilidades y particularidades de la otra persona, conexión y libertad al estar junto con otra persona.

Las parejas para constituirse como tales, se enfrentan en primer lugar a las diferentes expectativas de lo que significa ser pareja para uno y otro, los mitos y creencias que cada uno trae de su familia de origen, los roles que han aprendido respectivamente durante su historia de vida, sus necesidades de afecto, compañía, sexo, aprobación y reconocimiento… Y estas visiones diferentes provocan a menudo, disputas sobre las responsabilidades (quien se encarga de hacer las cosas) y el poder (quien decide lo que hay que hacer), las finanzas, las relaciones con miembros de la familia de origen, el cuidado de los hijos, actividades sociales y de trabajo fuera de la familia, sexualidad e intimidad y la comunicación. La satisfacción y felicidad de la pareja crecen en la medida en que ambos miembros contribuyen a cumplir estas necesidades.

Cualquier pareja, puede pasar por momentos difíciles que pueden acabar rompiendo la relación. Los motivos que llevan a una pareja al conflicto son muy diversos y complejos. En ocasiones existe un detonante como problemas laborales, económicos, infidelidad… Y en otras se trata de un deterioro en la relación debido a la convivencia, el paso del tiempo, la rutina, que va aumentando cada vez más el malestar personal de cada uno de sus miembros. Todo esto puede transformar una convivencia buena y tranquila en una sucesión de respuestas frías, silencios tensos y despechos continuos.

¿Cúando acudir?
¿Cuál es el momento adecuado?


En nuestro centro de Psicología en Bilbao, creemos que las parejas tienden a subestimar la gravedad de sus problemas. Pensar que la pareja no funciona es algo tan difícil de asumir que preferimos ignorarlo. Solemos engañarnos atribuyendo las dificultades de pareja a cambios propios de las etapas por las que pasan las parejas a lo largo del tiempo.

Cuando la relación empieza a deteriorarse y las soluciones planteadas por la pareja para mejorar la relación no funcionan, es el momento en que las parejas se plantean la posibilidad de pedir ayuda psicológica. Habitualmente, sólo suele buscarse ayuda para salvar una relación de pareja cuando ésta se encuentra muy deteriorada o en crisis. Si bien, una de las mejores maneras de resolver los problemas de pareja es tratar de prevenirlos en la medida de lo posible, el hecho de buscar ayuda psicológica ante las primeras señales de aviso de crisis o problemas en la relación, cuando los conflictos de pareja dejan de ser aislados, también ayudaría a disminuir el índice de rupturas y todo el sufrimiento que genera antes y después de producirse la misma. Cuanto antes consultemos con un psicólogo experto, más fácil será retomar el bienestar.

En el momento en que surgen los desencuentros, la salud mental y emocional empieza a tambalearse. Es muy fácil dejarse llevar por el enfado, el rencor, el despecho y los sentimientos de traición. Guiados por todos ellos, resulta más fácil echar la culpa de todo al otro, asumir un papel de víctima y poner distancias y barreras a la comunicación. En el trasfondo de estos comportamientos suele encontrarse la dificultad para asumir la parte propia de responsabilidad, miedos y emociones más íntimas que a veces resulta difícil exteriorizar.

¿Qué es la terapia de pareja?
¿En qué consiste esta terapia?


En terapia de pareja se parte de la premisa de que los conflictos y problemas de pareja se generan, desarrollan y se mantienen por la interacción de dos personas que participan en la misma. Por consiguiente, en la terapia psicológica, ambos miembros de la pareja forman parte tanto del problema como de la solución.

La terapia de pareja consistirá en impulsar la comunicación entre los dos, ayudando a entender y resolver sus conflictos, reforzando los aspectos positivos entre ambos y relativizando los negativos, con el objetivo de mejorar la relación y el bienestar emocional y psicológico de sus miembros y pueda proteger la relación contra posibles cambios y crisis que le exigirá adaptarse a situaciones que, inevitablemente, encontrará a lo largo de la vida.

En sentido general, se debe recurrir a la ayuda psicológica de una terapia de pareja:

  • Cuando uno de los miembros de la pareja se siente insatisfecho de la vida en común.
  • Cuando los problemas de pareja se repiten, sin poder solucionarlos (problemas económicos, familiares, adicciones, enfermedades…).
  • Cuando hay problemas de celos o desconfianza.
  • Tras una infidelidad.
  • Cuando la comunicación se ha deteriorado y se emplean expresiones agresivas en las discusiones.
  • Cuando hay una dependencia emocional de alguno de los miembros de la pareja.
  • Cuando existen problemas en las relaciones sexuales.

En Inicia Psicólogos Bilbao, estamos convencidos de que una pareja feliz no es aquella que no tiene conflictos, sino la que sabe enfrentarlos y salir fortalecida de ellos. No asumimos que una persona es la responsable del problema, nos centramos en la relación, en el presente y en el futuro, trabajando con los dos miembros de la pareja, enseñándoles nuevas habilidades de interacción y técnicas de solución de problemas, que puedan mejorar su intercambio de acciones y su comunicación, y que les proporcionen los recursos necesarios para poder llegar a acuerdos en las áreas más problemáticas o conflictivas de su relación.

No tenemos una fórmula mágica para que la relación vuelva a funcionar, pero creemos que si en el pasado ambos fueron capaces de enamorarse y vivir juntos, pueden volver a lograrlo si cuentan con las herramientas adecuadas para fortalecer su relación y reencontrar el camino de la felicidad, por lo que desde nuestro centro de psicología en Bilbao os acompañamos y guiamos para que, juntos, podáis resolver vuestros problemas de pareja. Os damos un espacio en el que podéis comunicaros, descubrir el origen del conflicto, analizarlo y buscar vías de solución, porque creemos que los conflictos resueltos adecuadamente incluso pueden enriquecer a la pareja y acercar aún más a sus miembros creando una relación más sólida.